PostHeaderIcon Las creencias negativas y el autosabotaje en seducción

Muchas veces he hablado de la importancia del AD (Ánimo Divertido) en la seducción, de hecho este mismo es una fase de la seducción en si mismo. Tanto positivismo como negativismo son las dos caras de la misma moneda, son creencias y no hechos, así que ¿por qué escoger tener el vaso medio vacío en vez de medio lleno?.

En otro post hablamos del optimismo realista, hablamos que es un tópico falso pensar que ser negativo es ser realista y que es posible tocar de pies en en la tierra pero escoger ver el lado bueno de la vida.

Hoy queremos ahondar más en ello explicando lo sumamente irreal y distorsionado que es el negativismo.

En psicología cognitiva existen las llamadas distorsiones y son tendencias a pensar en cualquier situación de la peor manera posible. Podríamos decir que son la antítesis del pensamiento positivo y están en la base de enfermedades como depresión, ansiedad, miedo a hablar en público, timidez o fatiga crónica.

Por su importancia en la seducción creo que es importante analizar estas distorsiones detalladamente:

-Generalización: Un hecho aislado negativo se vuelve la norma. Por ejemplo, tras fallar al entrar a un grupo de chicas te dices a ti mismo “Esto no es lo mismo, no sirvo para seducir”.

-Polarización o pensamiento “Todo o nada”: Ver la realidad dentro de categorías absolutas, blanco o negro, sin matices intermedios. Por ejemplo, si te sale mal una clase que estás aprendiendo pensar “nunca valdré para ese deporte”.

-Descalificación de lo positivo: Se utiliza como un filtro mental para no tener en cuenta los aspectos positivos de un comportamiento o manera de ser. Por ejemplo, alguien te halaga y te comenta “Que bien te ha salido ese trabajo” y tu contestas “Bah, tuve suerte”.

-Catastrofismo o adivinación del porvenir: se espera que sucedan cosas terribles o negativas. Por ejemplo pensar que te dormirás y llegarás tarde a un importante examen.

-Lectura del pensamiento: se piensa que los demás están emitiendo juicios negativos sobre uno mismo aunque no están en realidad diciendo nada. Por ejemplo, estás con una chica super bien y de repente ella está en silencio durante un rato y piensas injustificadamente “se está aburriendo”.

-Magnificación y minimización: o “el truco de los prismáticos”. Se exagera lo malo y se quita importancia a lo bueno. Por ejemplo, presentas un trabajo en el instituto y a pesar de sacar un excelente eres capaz de ver más pegas que los demás.

-Razonamiento emocional: a partir de los sentimientos negativos deduces que la realidad es así. Por ejemplo, si esperas a alguien y llega tarde empiezas a sentirte incómodo y automáticamente deduces que algo malo ha sucedido.

-Etiquetar erróneamente: Crearte una etiqueta permanente solo por una mala experiencia aislada. Por ejemplo, te sale mal una relación y piensas “soy un desastre en el amor”.

-Calificar como debería: Criticarse a uno mismo o a los demás con afirmaciones del tipo “debería, tendría”.

-Autoinculpación: creerse culpable de los sucesos negativos externos de los que de hecho no se es responsable. Por ejemplo si alguien está enfadado pensar que es por algo que tú has hecho.

Todas estas creencias por cierto son la antesala del Autosabotaje en seducción. A veces lo tienes toda a favor para conseguir algo con alguien y tu mismo metes la pata haciendo y diciendo alguna inconveniencia, disculpándote o directamente huyendo. ¿Donde creéis que comienza realmente el autosabotaje? Efectivamente, de una distorsión.

Ejemplo 1: Le entras a un grupo de chicas y ellas ponen mala cara y pasan de ti

Diálogo interno:

“Me están poniendo mala cara, eso es por haber entrado” Autoinculpación, tal vez sean un grupo de idiotas !no tienes culpa de su reacción!.

“Soy un desastre social” Etiquetarte erróneamente, ¿eres un desastre por entrar a la gente equivocada en el momento equivocado?.

“Nunca valdré para seducir” Polarización o pensamiento todo o nada, !Estás aprendiendo! Además, incluso al más experto le sale mal la entrada, no tiene nada que ver contigo ni con tus capacidades.

“Ufff, me da palo entrar a más gente esta noche” Catastrofismo o adivinación del porvenir, por que tu primera entrada de la noche hubiese sido mala no quiere decir que las demás también lo sean.

Ejemplo 2: Conoces a una chica, todo va bien pero al rato te sientes incómodo y dudas de ti mismo y empiezas a tener miedo

Diálogo interno:

“He tenido suerte hasta ahora, pero ella es demasiado guapa para mi” Polarización o pensamiento todo-nada, te criticas injustificadamente !si has llegado hasta aquí será que ella ve cosas buenas en ti, más que tu incluso!.

“Tendría que acercarme más o cogerle la mano, pero no quiero que piense que soy un sobón” Lectura del pensamiento ¿Cómo sabes que pensará eso y no todo lo contrario?.

“Si voy más allá e intento besarla la cagaré” Catastrofismo ¿Que es lo peor que podría pasar? Aun en el hipotético caso de que te parara los pies es mucho peor pasarte meses pensando “¿Me habría salido bien?” o “!Que tonto fui, tenía que haberlo hecho!”.

“Ella tampoco intenta nada, claro, será que no le gusto sexualmente” Autoinculpación. En este caso no es habitual que sea ella quien empiece un contacto físico, así que es una tontería inculparte sin motivo.

¿Como superar el autosabotaje?

Tienes varias opciones, por un lado puedes empezar por analizar detalladamente tus diálogos internos cuando estás en situaciones sociales y racionalizar tus impulsos de distorsionar la realidad. Esto es útil aunque se puede tardar meses o incluso años, además de necesitar compromiso con uno mismo y constancia.

Tener un buen amigo que te haga de coach puede ayudarte también mucho, alguien al que otorgues el poder de ser crítico contigo cuando empieces a flaquear con la negatividad y que al mismo tiempo pueda salir de seducción contigo y te ayude a entrar en el Ánimo Divertido.

Otra opción es la autohipnosis “Yo merezco”, con la que tardarás menos tiempo en disolver de tu subconsciente todos esos miedos internos. Muchos lectores ya se han hecho con ella y los resultados son más que satisfactorios, !infórmate aquí!

En cualquiera de los casos lidiar con tus creencias y miedos negativos es parte de tu formación como seductor, así que cuanto antes comiences a ser consciente y de ellos y hagas algo antes comenzarás a aprovechar mejor las oportunidades de ligar que se te presenten.

POSTS RELACIONADOS:

1. Seducción, mis 5 posts favoritos

2. Sabiduría alfa, fases de la manipulación de las mujeres

3. Juego Interno: 7 Obstáculos a tu éxito en seducción

 

 

3 comentarios para “Las creencias negativas y el autosabotaje en seducción”

  • Lopezan dice:

    Es muy interesante lo que dices Marc, sin duda el problema de muchos de nosotros es que siempre pensamos lo peor y creemos que tenemos la culpa de todo y no tiene que ser asi. Hay que ser mas positivo en la vida, darle menos importancia a las cosas y disfrutar mas.

    Aun asi veo un fallo, con este tipo de actitud “demasiado positiva” podemos llegar a equivocarnos y hacer realmente las cosas mal y no darnos cuenta, ya que pensamos que no es culpa nuestra sino de los demas; y por tal de no caer en esto, pensamos siempre lo peor ya que cualquier cosa mejor k esa siempre va a ser algo positivo.

    Es algo que ocurre muxo, por lo menos a mi y a bastante gente de mi entorno.

  • DAMned dice:

    Esto es una de las cosas más ciertas que podemos encontrarnos no solo en seducción sino en la vida cotidiana igualmente. En ocasiones nos tratamos a nosotros mismos con lástima y poco respeto esperando que sean otros quienes nos levanten y nos digan lo bueno que somos, desgraciadamente, pocas (si no es que prácticamente nunca) veces en la vida alguien lo va a hacer, peor aún con alguna mujer que no tiene necesidad de escuchar a alguien que no conoce, no le interesa y nunca volverá a ver… o si ya lo conoce, no le interesa andar limpiando lágrimas ajenas, ellas buscan sentirse vivas, queridas, observadas, no como (pseudo)psicólogas de medio tiempo para solucionar la vida de blandengues… como diría Metallica: Triste pero Cierto.

    Siempre hay que encontrar un equilibrio en todo esto, en ocasiones yo también he pecado de ser por demás optimista y confiado, pero ciertamente, prefiero tener pensamientos que me ayuden a ir siempre adelante de manera segura, a estar caminando inseguro por la vida sin saber que hacer o decir.

    Un saludo a todos los lectores!

  • JSR dice:

    @Lopezan: Dices lo siguiente: “con este tipo de actitud “demasiado positiva” podemos llegar a equivocarnos y hacer realmente las cosas mal y no darnos cuenta, ya que pensamos que no es culpa nuestra sino de los demas”.

    Desde mi punto de vista, el ser positivo, no implica no responsabilizarte de tus problemas fallos y descargar la responsabilidad hacia otras personas, sino todo lo contrario, afrontar tus problemas directamente desde la mejor perspectiva posible, con la mayor confianza y seguridad en ti mismo, y poniendo las cartas sobre la mesa.

    Pero ya entramos en algo mas importante, en como te ves a ti mismo, en si eres una persona que quieres y deseas el éxito, o si ya te has caido al fracaso.

    Una persona que quiere el éxito (y que se valora por como es) cuando va a una entrevista de trabajo, no piensa que hay mucha competencia y que no va a tener posiblidades, sino que da lo mejor de si mismo y se muestra que esta plenamente capacitado. Con el ejemplo anterior podemos hacer la analogía cuando salimos de fiesta, y estamos hablando con una chica y
    parece que hay varios competidores.

    Sobre el post me parece magnifico, son estos temas los que hace distinguirte y destacar sobre el resto.

Deja un comentario

Canal Youtube
Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner