PostHeaderIcon 4 palabras que duelen

En pocas palabras se pueden decir miles de cosas, sentimientos, alegría, dolor, esperanza… ¿Que tal en 4? Os propongo un juego, expresar lo máximo en lo mínimo, concretamente 4 palabras !y si tiene que ver con la seducción y las relaciones mejor!.

Por ejemplo:

-Te quiero como amigo:

Ah! como fastidia oír eso!!! cuando te sueltan tan fatídica frase suele ser por que has caído en el Síndrome del mejor amigo y al fin has reunido el valor suficiente para declarar tus sentimientos.

Lo “divertido” es que la otra persona después de jurarte amistad eterna y quedar como “aquí no ha pasado nada” empezará a esquivarte como si tuvieras la peste. “Es para no hacerte daño” Si, lo que tu digas guapa…

-No quiero hacerte ilusiones:

Es lo mismo que el caso anterior pero se te ha visto tanto el plumero que ella se te ha adelantado y te ha puesto las cosas claritas. Por supuesto al día siguiente prepárate a ser ignorado “por tu bien”, pero oye !al menos no ha sido tanta humillación!.

-Chica, eres muy simpática:

¿Que decirle a una chica fea para halagarla? Si es mayor que es muy distinguida, y si es joven que es muy simpática. Todo el mundo se ríe con la gordita simpática…pero nadie quiere salir con ella. Con el tiempo puede volverse la amiga amargada y espantapichas que aparece de la nada y se lleva a la chica guapa con la que acabas de empezar una conversación.

Si, hay donde la ves en su momento era una chica muy simpática…

-El sexo lo estropearía:

Conoces a una chica, sabes que has creado atracción e incluso os habeis besado y metido mano, pero al día siguiente cambia de idea, se reconcilia con su ex o simplemente tiene remordimientos por pensar que ha ido muy rápido y !chas! Has pasado de pretendiente a amigo. ¿Adivinas que te dice entonces? XD

-Yo nunca te olvidaré:

Si hay algo frágil en el mundo es la memoría humana, afortunadamente no podemos acordarnos de todo y todo el mundo al mismo tiempo, así que por muy buena voluntad que le pongas el último amor siempre es tu gran amor y los amigos que ahora son mejores que los de hace años.

Quedas bien diciéndolo pero es una mentira piadosa que duele oír de los demás por que nos recuerda que nadie es imprescindible y el mundo seguirá girando sin nosotros.

-No te merezco, adios:

Una variación del clásico “no eres tu, soy yo” !Pues claro que eres tu! Conoces mejor a alguien o surge otra persona, comparas y escoges lo que más se amolda a tu forma de ser, no es culpa de nadie pero decir “No te merezco” es bastante ruín por que encima de dar calabazas quieres convencer de que estás haciendo un favor.

-Mejor démonos un tiempo:

Vaaaamos….!Todos sabemos que significa “démonos un tiempo” y no es precisamente “Me voy a quedar en casita castamente pensando en lo nuestro” si no más bien “Voy a intentarlo con otra persona a ver si cuaja y te doy la patada definitiva”.

Si te dicen eso haz lo que yo digo en estos casos “Si, eres muy simpática, tal vez el sexo ha estropeado lo nuestro  y ahora prefiero verte más como una amiga, pensándolo bien es posible que no te merezca, así que no nos hagamos ilusiones. Adios !nunca te olvidaré!”

….y la vida continúa

Pero si estás en este momento delicado yo creo que deberías intentar poner todos los medios para pasar página lo antes posible, para ello te recomiendo mi libro “Supéralo” lleno de buenos consejos para quitarte a tu ex de la cabeza lo antes posbible

 

POSTS RELACIONADOS:

1. Como olvidar a un ex

2. Como evitar la infidelidad

3, Como olvidar un amor

4. Como conseguir novia


!SUSCRÍBETE YA A APRENDE SEDUCCIÓN!

!RECIBE CÓMODAMENTE EN TU MAIL LOS NUEVOS POSTS SOBRE EL ARTE DE LIGAR YA!

4 comentarios para “4 palabras que duelen”

  • nacho dice:

    ¿Que tal para el próximo post frases que no duelan tanto y quedes como un caballero??Sigue así Marc!!

  • aprendeseduccion dice:

    @Nacho: hay sabiduría tanto en el placer como en el dolor XD

  • Taxodnum dice:

    Jajaja, Marc, te sales xD

    Sabes que? La próxima vez que me digan una frase de esas de 4 palabras, le diré la frase que me recomiendas jajaja

  • Amilcar dice:

    Toco madera, ya que ciertamente desde finales de la adolescencia no me he vuelto a ver en la tesitura de ser dejado. Pero, teorizando (ya que siempre desarrollo escenarios simulados para estar preparado a todo) antes pensaba algo parecido a lo que dice el autor; despedirme con alguna frase sangrante camuflada entre una cordial despedida y que fuera dirigida hacia donde más mella hiciera en la chica en cuestión (físico, aptitudes sexuales, intelecto, cultura, inquietudes vitales,…). Y en cierto modo no está mal, sobre todo si te dejan de una manera un poco fea y haciéndote de menos para recuperar el orgullo y venirte arriba aunque sea a base de mala leche. Pero tras el bajón de adrenalina, creo que quedaría un regusto bilioso que haría que ese momento quedara marcado en tu memoria e incluso en tu forma de actuar como precedente. Se lo pondrías más fácil a la otra persona incluso pudiendo provocar que te diga los motivos más viscerales por los que te deja siendo sumamente desagradable para ambos.

    Mi conclusión: hay que crearse un concepto realista de sí mismo, independiente de halagos y críticas ajenos. Si te dejan, tratar que la despedida sea genuinamente cordial (aquí es generalizar ya que hay casos en los que es imposible), y aunque suene incongruente, no tomárselo como algo personal, al contrario, que sea problema de la otra persona y tratar de ver una oportunidad en una aparente pérdida. Me explico; si no quiere estar conmigo no significa que yo sea un tipo mediocre, simplemente no congeniamos, vamos por caminos distintos, y tanto ella como yo buscamos otra cosa. Tenía fecha de caducidad, y me alegro que haya vencido para encontrarme con alguien exponencialmente mejor y más afín a mí.

    Una manera cordial y natural de acabar es el primer paso para cerrar heridas (si es que llegan a producirse), guardar un buen recuerdo, y pasar página cuanto antes. Y como último apunte mínimamente vengativo (ya que no soy un buenazo precisamente) “no hay mayor desprecio que no hacer aprecio”. Encajarlo con indiferencia y estoicismo pueden descolocar y hacer dudar más que cualquier frase envenenada.

    Mi forma de ver las cosas y coyuntura son muy personales, no espero que muchos estéis de acuerdo.

    Un saludo.

Deja un comentario

Canal Youtube
Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos