PostHeaderIcon Cómo establecer tus límites

Es de vital importancia tanto para la seducción como para cualquier otro aspecto de la vida saber establecer nuestros límites a los demás. Esto quiere decir que en un momento determinado uno debe dejar claro hasta que punto los demás pueden tomarse o no libertades contigo.

Además de proteger tu dignidad, establecer una barrera puede ser a veces una forma práctica de no dejar que tu energía personal se disipe en rencores y rencillas permanentes. A veces ser firme por unos minutos puede ahorrarte innumerables horas de dolores de cabeza.

El mundo está lleno de personas agresivas y dominantes que buscan constantemente el conflicto, y por desgracia a veces no podemos evitar tener que interactuar con ellas –por ejemplo si tenemos que verlas frecuentemente o incluso son compañeros de trabajo-.

Por otra parte como bien saben los que han tenido relaciones amorosas a largo plazo incluso con la propia pareja hay momentos en los que no hay razonamiento que valga y simplemente hay que frenar una actitud abusiva contra nosotros, un tono amenazante o tal vez que nos estén gritando.

Tenemos ante esto dos alternativas: ponernos al nivel del otro –lo que supone rencor y perdida energética, al mismo tiempo que damos una excusa para ser atacados por el otro en un futuro próximo con cualquier otra excusa- o bien una opción bastante más simple y efectiva:

Protegerte con elegancia

En la Coach University se enseña un modelo muy sencillo de comunicación en 4 casos que facilita el atajar comentarios desagradables.

Cada vez que alguien te hiere o te molesta es porque tú se lo permites. He aquí como frenar en seco este tipo de conductas –Chicas, tomad nota sobre todo vosotras porque tenéis tendencia a ser particularmente débiles en esto-

 

1-Informar: “¿Te estás dando cuenta de que me estás gritando?” o “te das cuenta de que ese comentario es ofensivo?” .

Estamos con esto dando un breve margen a hacer que la otra persona vuelva en si y se de cuenta por si misma que está perdiendo los estribos.

Tal vez en vez de alguien agresivo es simplemente alguien que está pagando con nosotros un mal día y solo con esta llamada a la reflexión el o ella se de cuenta de que tal vez esté pagando el pato con quien no tiene culpa alguna.

2-Pedir: Por favor, deja de gritarme” “Por favor deja ese tono amenazador conmigo”. Si la persona aún no lo entiende y sigue en el mismo plan, pasar al punto 3

3-Exigir o insistir:Para ahora mismo de gritarme” Si aun persiste pasa al punto 4

4-Irse y dejar al otro con la palabra en la boca “No puedo seguir con esta conversación si sigues de esta manera, me voy”.

La clave del éxito con estos cuatro puntos es hablar con un tono de voz neutro, ni más alto ni más bajo que el habitual, en calma.

Recuerda que TU NO ESTAS ENTRANDO EN SU JUEGO, tan solo estás informando de la mala conducta de la otra persona contigo.

Si crees que la reacción del otro es exagerada TIENES TODO EL DERECHO DEL MUNDO A NO DEJARTE SER EL FELPUDO DE NADIE.

Lo cierto es que está técnica aunque aparentemente sencilla es bastante efectiva, y he de decir que he tenido que ponerla en práctica más de una vez en el trabajo cuando alguna campaña no iba todo lo bien que se esperaba y algún compañero se exasperaba, incluso con algún superior he tenido que dejar claro que no estoy dispuesto a aceptar un comportamiento inadecuado sobre mi persona.

Recomiendo sobre todo la técnica de los 4 pasos a todos aquellos lectores que trabajen de cara al público, en donde además de firme hay que ser cortés y atender a alguna posible reclamación.

Una observación para aquellos que quieran utilizarla en el trabajo: aunque es válida para compañeros y jefes PROCURAD NO HACERLA DELANTE DE MÁS PERSONAS O EN MEDIO DE UNA REUNIÓN.

No te interesa crear un gran conflicto a partir de la mala educación de alguien capaz de despedirte, pero si te está ocurriendo seguro que saber se sutil y oportuno en el momento.

Por cierto, cuando yo la apliqué al jefe que siempre me hablaba a gritos y me llamaba despectivamente “chaval” me pidió disculpas sinceras y a partir de ahí fue siempre suave y educado conmigo…aunque igual de borde y desagradable con los demás.

Puedes frenarle los pies al lobo, pero en el fondo nunca deja de ser lobo.

¿Cual fué la última vez en que os tuvisteis que poner firmes con alguien? explicadnos como solventasteis la cuestión

POSTS RELACIONADOS:

1. Opinión -Construyendo una vida-

2. La última lectura de Randy Pausch

3. Tus Amigos no quieren que cambies

!SUSCRÍBETE YA A APRENDE SEDUCCIÓN!

!RECIBE CÓMODAMENTE EN TU MAIL LOS NUEVOS POSTS SOBRE EL ARTE DE LIGAR YA!

2 comentarios para “Cómo establecer tus límites”

  • mauricio dice:

    hace poco un supervisor me grito mientras trabajaba delante del publico, lo que hice fue tranquilizarme y hacer lo q me ordenaba a gritos. luego cuando todo estuvo calmado . lo llame a solas con el, y le explicque clamada y respetuosamente que no m gusto su tono delante las personas y la actitud, y que conmigo no iva
    el se disculpo y no lo volio a hacer mas

  • SHIRLY dice:

    ME PARECE SUPER LO QUE ENSEÑAS…CREO QUE LA EDUCACION DESARMA A CUALQUIER PERSONA GROSERA.

Deja un comentario

Canal Youtube
Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos