PostHeaderIcon Por qué las dietas no funcionan

Por salud, por estética, para aumentar la autoestima o trabajar un dialogo interno negativo… mucha gente reúne toda su fuerza de voluntad y empieza una dieta. La intención es buena, pero por desgracia…no funciona.

Da igual que la siga mucha gente, que la recomiende tal o cual doctor o que algún amigo perdiera un montón de peso en poco tiempo, por que a medio plazo no servirá de nada e incluso puede afectar negativamente a tu salud y desarrollo personal

Hoy hablamos del por qué las dietas no funcionan, y el motivo principal es que como veremos nuestro cuerpo es sabio y vela por nuestra supervivencia !aunque luego no podamos meternos en el pantalón!.

El secreto de por qué las dietas no funcionan

Por definición “dieta” es una severa restricción de comida o calorías temporal, y efectivamente si dejas de comer se pierde peso, por tanto si no te preocupa exactamente de donde sale ese peso podríamos decir que si, que cualquier dieta funciona.

Pero este enfoque tiene dos problemas: nadie tiene fuerza de voluntad ni salud para mantener eso indefinidamente y el otro es que es el peso que suele perderse en una dieta baja en calorías suele ser de músculo, no de grasa, por tanto si quieres perder peso y además ganar tono, fuerza y aspecto…dejar de comer no es tu mejor opción.

Seguro que has oído sobre gente que ha sobrevivido durante meses perdidos en la naturaleza o sobre prisioneros que han pasado tremendas privaciones pero que al final han vivido para contarlo.

Y es que nuestro cuerpo tiene un mecanismo biológico que nos hace entrar en “modo de ahorro energético”, que funciona eliminando agua los primeros días y luego estirando al máximo las reservas acumuladas en nuestro tejido adiposo (o michelines).

Hay que tener en cuenta que el hombre primitivo no tenía supermercados y durante milenios adaptamos nuestro organismo a sobrevivir optimizando al máximo cada bocado que conseguíamos cazando o recolectando.

El problema de las dietas es que !nuestro organismo no tiene ni idea de qué es una dieta!. Pero ampliemos esto un poquito más:

5 motivos por los cuales las dietas no funcionan

-Las dietas bajas en calorías ralentizan tu metabolismo:

El objetivo de hacer ejercicio es precisamente acelerar el metabolismo, que es el proceso que convierte lo almacenado en el cuerpo en energía, sin embargo cuando pasamos hambre este se ralentiza entre un 20 y 30%.

-Te hacen perder musculo:

Cuando el metabolismo se ralentiza empieza a invertir la energía en cosas más primordiales que en dar tono a los músculo, de forma que estos se “desinflan”.

Paradójicamente sin pasar hambre estos podrían mantener su forma y hacer que el metabolismo se acelere quemando el máximo de calorías por su simple mantenimiento, es decir !el hecho de tener músculos ayuda a no ganar grasa si los alimentas correctamente!.

-Hacen que ganes incluso más peso cuando dejas de hacerlas:

El llamado “efecto rebote” por el cual ganas incluso más peso que el que temporalmente perdiste se debe a que cuando pasas hambre el cuerpo segrega una encima llamada Lipoproteina Lipase que se encarga de recargar de calorías más rápidamente el cuerpo cuando vuelves a comer con normalidad.

-Las dietas bajas en calorías disminuyen la actividad de la tiroides:

La glándula tiroides regula el metabolismo basal (es decir, las calorías que gastas mientras descansas) y si pasas hambre su poder de quemar calorías para el mantenimiento del cuerpo se resiente.

-Las dietas disminuyen tu energía y capacidad de trabajar:

Un metabolismo lento te agota física y mentalmente, dejándote en un esta aletargado que te impide concentrarte y utilizar tu cuerpo a máximo rendimiento, de forma que si tu plan es combinar dieta con ejercicio aeróbico tu mismo te estás minando oportunidades de éxito al no poder disponer de gran parte de tu energía vital.

Independientemente de que una dieta funcione o no ¿por qué no trabajar directamente con tu subconsciente? para eso puede que te sea suficiente mi autohipnosis peso stop que puedes pedir hoy mismo. Es el complemente perfecto para cualquier tipo de acción externa porque al fin y al cabo el acto reflejo de asaltar la nevera empieza en tu mente y es allí donde puedes pararlo.

POSTS RELACIONADOS:

1. Aspirina, el medicamento paa todo

3. Cómo tratar la resaca

4. Cabello sano y fuerte !Evita la caída!

2 comentarios para “Por qué las dietas no funcionan”

  • Nelson says:

    Más razón no se puede tener. Las dietas enfocadas a perder peso no son efectivas y a la larga tienen más inconvenientes que beneficios. La mejor dieta es ser equilibrado (curioso, cuando se tiene equilibrio en la vida casi todo suele ir mejor), comer de todo y en una cantidad suficiente para no pasar hambre pero sin llegar a saciarte totalmente.

    Eso y mover el culo!

    Está claro que no todos tenemos la suerte que tienen algunas personas, cuyo metabolismo es muy rápido por naturaleza y sin matarse en el gimnasio pueden comer lo que quieran y no engordar. Los que no pertenecemos a ese grupo debemos movernos para conseguir que nuestro metabolismo se acelere y consuma más energía.

    Yo por ejemplo, he perdido 11 kilos desde que ha comenzado el año solo yendo al gimnasio 5 veces a la semana 1-1:30 hora cada día, alternando días de cardio con días de levantamiento de pesas (con poco peso y muchas repeticiones, lo que se llama reclutamiento de fibras, según un amigo mío que estudia INEF) No sigo dieta alguna, como de todo, incluídos dulces, pero sin excesos.

    Además, si eres constante tu cabeza cambia el chip sin darte cuenta y comienzas a comer menos comida de poca calidad (grasas saturadas, comida basura, etc) y cada vez aumentas más la ingesta de pastas, arroces (estupendos para recuperar energías), pollo, pavo y demás carnes blancas, pescado, verdura… Terminas siendo consciente de que no quieres tirar todo el trabajo que realizas en el gimnasio y te cuidas más.

    Por si fuera poco, tu cuerpo cambia rápido, porque no solo adelgazas, sino que ganas tono muscular, ganas fuerza y resistencia, repercutiendo positivamente en tu autoestima.

    Suena superficial, pero en un mundo como el actual, en el que la lucha por conseguir pareja parece feroz y más difícil que nunca (nunca he conocido tantos chicos que apenas prueban el sexo durante muchos años como ahora), en el que encontrar trabajo y ser independiente es tan complicado (y si lo tienes, que te satisfaga)… cambiar tu físico para bien es de lo poco que depende absolutamente de uno mismo y que puedes hacer para verte mejor.

    Tener mejor cuerpo y estar más sano no va a solucionar tu vida, pero desde luego no la va a empeorar y puede que te dé fuerzas y ánimo para emprender otro tipo de retos en busca de la felicidad.

  • Esteban says:

    No sé si las dietas funcionan o no, yo en particular no hago dietas pero si tengo cuidados con el exceso de azúcar y sal.

    Se ha comprobado que casi todos los productos que consumimos tienen sal y azúcar por ende significa que incluso si no le hechas azúcar ni sal a nada de lo que comes igual las estas consumiendo al comer otros productos y el exceso de estas dos pueden ser malo (pero una dosis equilibrada es muy bueno)

    Usualmente no tengo mucha restricción con las calorías, simplemente evito comer demasiado, aunque recomiendo consumirlas durante el día especialmente la mañana mientras que de noche es mejor consumir pocas, en especial si estas a punto de irte a la cama.

    Saludos.

Deja un comentario

Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos