PostHeaderIcon Coaching: Radiografía del éxito

 

La gente que tiene éxito y destaca en cualquier campo no es tan distinta a ti o a ti, y desde luego el talento natural es de hecho una parte que puede ser decisiva ¡pero está muy sobrevalorado!.

Hay gente como Michael Jordan o Mozart que tuvieron la suerte de descubrir pronto aquello en lo que era excelentes, pero si hiciera falta ser un genio en algo para triunfar y marcar la diferencia el éxito sería algo raro y el hecho es que ocurre más veces que menos.

Por eso hoy dedicamos este post a esas cualidades fundamentales que distinguen al fuera de serie del mero mortal que simplemente “intenta” hacer las cosas. Pero antes una pequeña aclaración…

Evitar el fracaso no es lo mismo que tener éxito

La mayor parte de nuestra conducta está dirigida por dos motivos que a su vez distinguen dos tipos de personas : aquellos a los que les mueve la esperanza del éxito y aquellos que tan solo actúan ante el miedo al fracaso.

Los primeros se caracterizan por una constante actividad mental positiva, porque tienen como objetivo directo el éxito y sólo consideran el fracaso como un paso más para acceder a el.

En cambio los segundos, si no logran resultados inmediatos y beneficios de cierta importancia se dejan invadir por el desanimo y abandonan la tarea emprendida, ¡pero con la convicción de que son incapaces o que la tarea es demasiado difícil.

Son el tipo de gente que se proponen tareas demasiado fáciles para garantizarse resultados inmediatos, pero como saben que esto no tiene mérito estos éxitos baratos no les hace sentir demasiado valiosos. También pueden optar por tareas y metas demasiado difíciles o poco realistas para justificar sus fracasos.

Para ellos nunca es buen momento y siempre hay factores externos que le impiden tirar adelante nada “empecé demasiado tarde o temprano” “es un tema con demasiada competencia” “estamos en crisis, mejor esperar”.

En general las personas de éxito se proponen tareas motivadoras, que entrañan cierta dificultad y riesgo pero que son perfectamente abarcables con dedicación y esfuerzo. Por eso se autoaniman constantemente –porque son cosas con el suficiente mérito añadido como para sentirse pleno y orgulloso por ser conseguidas-.

Perfil del triunfador

Un triunfador suele cumplir con los siguientes requisitos:

-Empiezan por soñar: visualizar, desear y querer de forma muy concreta para motivarse y centrar mejor sus fuerzas.

-Saben aprovechar y rodearse de buenas y sabias personas que le ayudan con sus consejos.

-Mantienen una actitud positiva y optimista dado que cumplen cada paso del camino que se han marcado.

-Desarrollan su autodisciplina: saben que hay que pagar caro el precio del éxito y de hay su trabajo y fuerza inquebrantable.

-Aprovechan el tiempo al máximo, lo optimizan y saben delegar en personas de confianza.

-Deciden y actúan: no se andan con dudas y vacilaciones y pasan a la acción de inmediato “aprenden haciendo” y de las personas sabias con las que se rodean.

-Se autoevalúan: no va a ciegas, son capaces de juzgar y controlar sus resultados en cualquier momento.

-Visualizan permanentemente éxito: son capaces de verse a si mismo logrando sus objetivos sin juzgarse o considerarlo ridículo. Desear y visualizar son herramientas de poder de primer orden ¡nunca las menosprecies!.

-Tienen integridad moral y actitud ganar-ganar: es decir, que además de ser buenas personas –o al menos no demasiado malas- tratan de que lo que quieren conseguir sea dentro de lo posible bueno para ellas y para los demás.

En resumen se podría pensar que las personas de éxito están dotadas de cualidades mentales excepcionales, pero no es así necesariamente. Lo habitual es que sean gente normal que no cesan de potenciar al máximo sus cualidades habituales con tesón y perseverancia.

Pero lo mejor es tener héroes, buenos ejemplo de triunfador en los que reflejarse. Seguro que cerca de ti hay triunfadores de los que aprender, y no hablo de premios Novel, medallas olímpicas o empresarios millonarios: hablo de quienes cumplen sus sueños y llegan justo donde quieren llegar.

En estos tiempos de crisis ellos son los faros que nos permitirán mirar al futuro con optimismo y su ilusión nos contagiará para superar cualquier dificultad. Ahora más que nunca les necesitamos.

POSTS RELACIONADOS: 

1. Up!, lecciones de la vida para todos

2. No eres tu trabajo

3. Hikkikomoris, huyendo de la realidad

 

!SUSCRÍBETE YA A APRENDE SEDUCCIÓN!

!RECIBE CÓMODAMENTE EN TU MAIL LOS NUEVOS POSTS SOBRE EL ARTE DE LA SEDUCCIÓN YA!

 

2 comentarios para “Coaching: Radiografía del éxito”

  • Erick dice:

    muy buen post, me encantó.
    sigue así; saludos

  • rony lopez dice:

    hola q tal. primero kiero decirte q e navegado en variadas paginas de internet de este tipo, y debo felicitarte xq esta es una de las mejores q e visitado. e detectado un problema en mi, y es q me cuesta tener una actitud asertiva, quiza ese problema se venga desarrollando por la manera en q me criaron mis padres. este tipo de paginas son d mucha ayuda para personas q quieren autosuperarse cada dia y q tengan metas en concreto q lograr.

Deja un comentario

Canal Youtube
Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos