PostHeaderIcon 4 consejos para tener una buena relación

Si hay algo en lo que puedo (modestia aparte) decir que soy un experto es en cómo ligar, sin embargo sobre relaciones también se un par o tres de cosillas que hoy quiero compartir con todos vosotros, unos conceptos que me parecen claves a la hora de encontrar a tu media naranja y sobre todo para mantenerla y acertar en tu elección.

Y esas cosas son más que nada errores de cajón que veo muy a menudo, incluso en gente que, formada o no en seducción se le da más o menos bien ligar pero que no encuentran nunca a esa persona con la que poder llegar a ser algo más que un rollete temporal.

Seguro que más de uno habeis escuchado eso de que “Uno se mide por sus enemigos”, queriendo decir con eso que uno es tan importante como lo es la gente que tienes en contra. Pues bien, estoy de acuerdo con dicha frase, pero le añadiría “…y también por la gente que te quiere”.

Porque toda la gente que lleva años con rolletes insustanciales, por muy atractivos y divertidos que hayan sido, al final llegan a la conclusión (muy en el fondo) de que algo falla en ellos para que nadie quiera tener algo más que sexo.

Que !ojo! Me parece estupendo ser un “single” si realmente no crees en las relaciones estables y sinceramente piensas que lo que es mejor para ti es dedicarte por completo a tu persona, pero resulta que muchos de mi seguidores no buscan eso, quieren aprender a seducir pero también aspiran a llegar a tener una relación a largo plazo con alguien significativo al que tal vez algún día considerar como su esposo o su mujer (con o sin matrimonio formal).

En fin, veamos que 4 errores veo a menudo a la hora de buscar una relación y cómo subsanarlos:

1. Pensar que el amor ha acabado cuando el subidón del principio desaparece

Este es un error que sobre todo comete la gente joven y la gente ya no tan joven con una actitud inmadura sobre la vida, y es pensar que el amor es ese subidón que todos tenemos cuando empezamos a salir con alguien.

No, eso es atracción, química, deseo…pero el amor es lo que viene después, cuando bajas de esa nube y empiezas a darte cuenta de verdad con más calma cómo es la otra persona.

El problema es que hay mucha gente enganchada a esas sensaciones, tal vez porque son adictos a ellas o tal vez porque no han entendido que eso que llaman “amor” en realidad es “calentón”.

Si crees que ese subidón va a durar eternamente y peor aún, si crees que eso es el amor es bastante seguro que te espera una vida sexual muy activa y una vida sentimental vacia y solitaria.

2. Creer que una relación es la solución a tus desequilibrios emocionales

Si piensas que estás poco centrado, que tus emociones son un carrusel de altibajos, que tienes poca autoestima, y crees que encontrar a alguien que te quiera lo va a solucionar…!vas MUY equivocado!.

Es cierto que cuando empiezas cualquier relación (sobre todo si es alguien que a priori parece colmar de sobras todas tus expectativas) estás como en una nube y dejas atrás momentaneamente tus problemas personales, estás de subidón continuo, distraido por la otra persona, en hacer las cosas bien, en el sexo, en las citas, etc.

Peeeerooo….pasada esa primera fase tus problemas emocionales te estarán de esperando para volver a atormentarte incluso más, porque en cuanto la otra persona empiece a abrirse en serio también tendrás que lidiar con SUS problemas emocionales y personales.

Ten esto bien claro: una relación con alguien que te quiera y se preocupe por ti es una AYUDA, pero no UNA SOLUCIÓN. Puede ser una ayuda a la hora de animaros mútuamente a sobrellevar mejor vuestros demonios personales, aconsejaros como buenamente sepais y tener cierto consuelo, pero tu novio o novia NO ES UN TERAPEUTA, SOLO ES ALGUIEN QUE TE QUIERE.

3. Mentir

Mentir es algo muy humano y que según estudios científicos hacemos incluoso de forma inconsciente unas cuantas veces al día, pero es una muy mala política a la hora de encontrar pareja.

Si algo puedes ver a menudo en cualquier red social dedicada a las citas son frases estilo “odio las mentiras” y viene dado porque eso pasa, es muy común que cuando empiezas a salir con alguien que tiene grandes posibilidades de ser especial exageres lo mejor de ti y ocultes lo malo.

Todos tenemos problemas y cosas malas, y ocultarlas es una estupidez para ti y para esa persona que se supone que te importa, porque el o ella se va a dar cuenta más tarde o más temprano. Y no hablo de engañar en el sentido de ser infiel, si no en evitar plantarte delante de la otra persona y sincerarte con un “Vale, tengo estas partes buenas que parece que te gustan, pero debes saber que también soy así y asá y que TODO VIENE EN EL PACK, ahora que lo sabes tu eliges, pero si seguimos yo también quiero saber que es lo peor de ti para saber a que atenerme”.

No es casualidad que una de las razones para dejar a alguien sea el clásico “Has cambiado” !No, no ha cambiado, tan solo ha caído la mentira!.

Es muy fácil querer a alguien por lo mejor de sí mismo/a, pero el autentico amor es quererle A PESAR de todo lo malo que viene incluído en el paquete.

4. Ceñirte a un prototipo de persona

Si alguien tiene auténticos problemas para encontrar una pareja estable no es la gente físicamente mediocre, la gente estúpida o con montones de problemas personas, no señor, quienes más jodido lo tienen para encontrar el amor son la gente guapa, inteligente y sin casi ningún problema personal o mental que buscan un prototipo de persona en particular.

Una de las mejores cosas de empezar una relación (funcione o no) es precisamente el factor sorpresa, meterte un poco en el mundo de otra persona y ver como es vivir de otra forma que no es la tuya y ver si puedes adaptarte a ello o como mínimo aprender algo sobre ti mismo en el proceso.

Cuando alguien me dice “busco a alguien que sea fisicamente así, que le guste lo mismo que a mi, que tenga entre x e y años, y que encima sea de determinada forma de ser” se automáticamente que esa persona va a ser un single de por vida a menos que madure un poco y se de cuenta que no busca UNA PERSONA DE VERDAD, si no solo UNA IDEA.

Las personas somos reales, de carne y hueso, las ideas son solo eso, ilusión e humo. Buscar un ideal es como buscar un espejismo, un oasis en medio de un desierto.

Con esto no quiero decir que tengas que aceptar y transigir con cualquier cosa, si algo te repugna auténticamente de alguien que te gusta cuando empiezas a conocerlo y te parece algo intolerable hay que dejarlo y empezar de nuevo la búsqueda.

No es malo tener un mínimo estándard de calidad de lo que buscas y ceñirte a el, pero es una estupidez pensar que, como tu tienes muchas cosas buenas que ofrecer puedes permitirte buscar un novio o novia “a la carta”.

Pensar en prototipos es anteponer la razón totalmente sobre el corazón. Está bien no perder la razón totalmente para poder darte cuenta de como está la situación y valorar si vale o no la pena seguir adelante e involucrarte emocionalmente si se tercia, pero no hay amor sin corazón.

Y aviso para navegantes: encontrar a alguien que sea un clon tuyo en cuanto a forma de ser y gustos NO GARANTIZA ABSOLUTAMENTE NADA. Bueno, si, garantiza que habrá una eterna competencia entre ambos que te llevará al desamor.

Las parejas más estables y duraderas que conozco son las que se basan en el amor y la aceptación de las cosas malas del otro, incluso cuando en todo lo demás son como la noche y el día: chicos introvertidos con chicas extrovertidas, chicos de clase baja con chicas de clase alta, chicos deportistas con chicas caseras que no les gusta moverse…

Un clon tuyo del sexo opuesto no te va a llenar ¿que te puede aportar alguien que tiene exactamente lo que tu tienes?

Para compartir estilo de vida y aficiones ya tienes a tus amigos, tu pareja no tiene que ser como tu, solo tiene que quererte como eres y que tu la aceptes como es. Ese es el trato, ni más ni menos.

Y de aquí vamos a otro grandísimo y clásico problema de quienes tienen un prototipo en mente: encontrar a alguien con muchas cosas en común y QUERER CAMBIARLO para que se adapte al 100% a su ideal, pensando que “la fuerza del amor” (y por que no decirlo, con grandes dosis de chantaje emocional y presión)

De ahí viene la otra gran excusa para que te dejen “Es que NO HAS CAMBIADO NADA desde que empezamos” !claro que no ha cambiado! !es que precisamente NO SE TRATABA DE CAMBIAR O NO CAMBIAR!.

Aquí la palabra clave es COMPLEMENTARIEDAD. Una pareja es como un equipo de dos, y la fuerza de la relación viene del hecho de que uno sea bueno en cosas que el otro no y viceversa.

¿Que opinais vosotros? ¿os sentís identificados con alguno de estos puntos? ¿o pensais incluso que hay algo erroneo en algo de todo esto? !No dudeis en contarnos vuestras experiencias, dudas y opiniones en los comentarios!

POSTS RELACIONADOS:

1. Filias Sexuales -Parte 1-

2. Eyaculación Precoz, Que es y como tratarla

3. Ellas mienten más en cuestión de sexo

4. Cómo superar el miedo a entrar a una chica

SUSCRÍBETE A APRENDE SEDUCCIÓN Y RECIBIRÁS GRATIS EL EBOOK “CÓMO PASAR DE AMIGO A NOVIO! PULSA AQUÍ

Deja un comentario

Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos