PostHeaderIcon ¿Cual es la mejor postura sexual?

¿Cual es la mejor postura sexual? Existe mucho debate sobre este particular, pero para un servidor no hay ningún tipo de discusión: tal vez la posición del misionero sea la más clásica, pero sin lugar a dudas la favorita de todos (sobre todo de ellos, ahora veremos por que) es la posición del perro.

Practicar sexo tiene a veces pequeñas molestias: sudor, cansancio, tener a otra persona encima tuya resoplando…pues bien, si la posición del perro tuviera una lista de pros y contras…la parte de las contras estaría vacía.

Esta posición tiene montones de ventajas y por ello es lógico que sea la preferencia principal en todas y cada de sus variantes.

Lo tiene todo y a excepción que tengas algún problema de rodillas, aunque si acaso, y a diferencia de otras posiblemente no sea la mejor opción si en vez de “follar” quieres “hacer el amor”, ya que sin dudas hay posturas más íntimas y con más contacto visual, pero si solo quieres sexo, darlo todo y cumplir como un jabato !no hay nada mejor!.

Pero si no estás convencido o necesitas más razones, te doy no una sino 5 que convierten la posición del perro en la mejor postura sexual:

-Es ideal para estimular el punto G de ellas: esta posición fomenta una penetración profunda y placentera que facilita un ángulo perfecto para entrar en contacto con el punto G femenino.

-Tiene muchas versiones: lo que hace que se pueda adaptar a multitud de lugares, situaciones y sobre todo de las ganas y energía que tengas en el momento: de pie, de lado, tumbados…

-Es un auténtico clásico atemporal: ya en pinturas Romanas y Griegas se da a entender que era conocida y popular entonces, e incluso el filósofo Lucrecio afirmó que (en su opinión) era la mejor forma de concebir.

-Sorprenderla: Según un estudio es practicada por solo un 44% de los hombres, por lo tanto y aunque te parezca lo contrario no suele ser tan habitual como parece, así que no está de más usarla para sorprender y dar variedad a tu pareja.

-A los hombres les permite aguantar más el orgasmo: según sabe cualquier sexólogo el hombre puede llegar al clímax en 5 minutos mientras que las mujeres pueden necesitar 20 minutos, por tanto cualquier estrategia que a un hombre le permita retrasar el orgasmo dará más satisfacción a su pareja.

La ventaja de la posición del perrito es que el hombre, al ser más visual, puede estimularse viendo la penetración y al mismo tiempo (si ella lo permite) dar algún que otro cachete que excite más a la mujer y la ayude a llegar a su clímax más rápidamente.

Al mismo tiempo (y esto me pasa a mi y según he investigado a muchos hombres) mirar el rostro excitado de una mujer puede ser desconcentrante y hacernos reir.

¿Cual es para vosotros vuestra postura favorita?

Deja un comentario

Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos