PostHeaderIcon En defensa del optimismo realista

 

No hace muchos días estuve hablando con una amiga sobre la crisis económica que todos padecemos y en cuanto le sugerí que la mejor actitud que podía tener antes esta época difícil era ser optimista me increpó con un “Lo de ser optimista está muy bien cuando no hay problemas, pero ahora lo que nos hace falta es realismo”.

Le respondí que en realidad los dos pensábamos igual, aunque ella tenía un concepto del optimismo algo distorsionado, supongo que debido al mal uso y abuso que muchos libros de basurilla new age tipo “El Secreto” hacen de la mente positiva.

Un optimista es alguien abierto a lo positivo que puede haber incluso en las situaciones más negativas, alguien que vive en la realidad pura y dura y que experimenta para, en lugar de perder un solo minuto de tiempo en lamentos y quejas inútiles, centrar todas sus capacidades y energías psicofísicas en encontrar soluciones prácticas a esa crisis, pudiendo adoptar si hace falta medidas drásticas y eficaces.

El Optimista Idealista Vs el Optimista realista

Sin  duda mi amiga tiene ese concepto típico del optimista que las personas que pasan una mala racha adquieren al leer ciertos libros de autoayuda según el cual tan solo sonriendo y viviendo en una nube el universo en su infinita sabiduría y benevolencia te dará todo lo que tu le pidas.

Esta es la filosofía de Best Sellers tipo “El Secreto”, que no son si no el canto de sirenas de millones de personas vagas e ingenuas que creen que el problema de no ser millonarios fácilmente, no conducir un deportivo o no salir con una modelo es que no se han dedicado a “visualizar su éxito”.

Dichos libros por ejemplo instan a la gente a colgar en la nevera de casa fotomontajes chungos de gente con éxito copy pasteando tu propia cara encima, para recordarte a ti mismo “a donde quieres llegar” y hacer que el universo te de una vida que no tienes porque eres un iluso que creen en la magia y el éxito regalado.

Desde luego no estamos nada de acuerdo con el Optimista Idealista . Por supuesto que es totalmente programar tu subconsciente para desbloquear ciertas creencias limitadoras –para eso por ejemplo está la PNL o la autohipnosis-, y el hecho de fijarte metas –posibles- es un paso previo imprescindible para conseguir CUALQUIER COSA, pero si crees que te lo mereces todo porque “El universo da a quien le sabe pedir”….sigue, sigue en tu nube esperando a que un billete premiado de la lotería llame a tu puerta.

Los Optimistas realistas asumen que en la vida existe la suerte y la sabiduría, que casi cualquier situación negativa puede, o bien amargarnos y dejarnos frustrados y limitados o bien podemos sacarle alguna enseñanza que nos beneficie y podamos así “darle la vuelta a la situación”.

Esa capacidad de dar la vuelta a las cosas es lo que convierte a los Optimista realistas en genios y dueños de sus vidas. En vez de esperar que la vida, el universo, tus padres o el estado cuiden de ti “por que tienes derecho” ¡Sal ahí fuera y consigue por tus medios lo que deseas!. 

Pero HAZ cosas, porque hablar es gratis y llorar más aún –y encima puede que algún iluso trate de ayudarte y no tengas que esforzarte en mejorar-.

Beneficios de ser un optimista realista

-El optimista vive un promedio de 7,6 años más.

-Ser optimista es un factor tan importante como tener buenos genes y hábitos saludables,

-Mejora la salud física y psíquica por la tendencia de los optimistas a llevar un estilo de vida más saludable. De hecho sufren menos casos de depresión.

-El optimismo potencia el sistema inmunológico, que constituye una barrera para la mayoría de las enfermedades. Las personas positivas tienen menos probabilidades de contraer gripes, catarros, enfriamientos y otros tipos de patologías.

-Reduce el estrés y la ansiedad porque el optimismo, al igual que la risa y el sentido del humor activa el sistema de recompensa mesolímbico dopaminérgico, que esta asociado con diversos placeres hedónicos.

-Como los optimista buscan más el contacto físico interpersonal y suelen ser más acogedores, cercanos y sociables, tienen más amigos y se crean más oportunidades para el éxito.

Parece claro que ante la crisis lo más aconsejable es aplicar ese optimismo vital o realismo inteligente que acabamos de describir.

El “Realismo negativo” -o directamente cinismo autodestructivo- es muchas veces la coartada que la gente poco preparada, cobarde o acostumbrada a que sean los demás quienes les resuelvan los problemas se aferran para mantener un estilo de vida de baja calidad.

Dime con quien andas….

POSTS RELACIONADOS:

1. Lecciones para la vida de Steve Jobs

1. Cómo superar con éxito una entrevista de trabajo

2. Libros de coaching -La semana laboral de 4 horas-
 

 

!SUSCRÍBETE YA A APRENDE SEDUCCIÓN!

!RECIBE CÓMODAMENTE EN TU MAIL LOS NUEVOS POSTS SOBRE EL ARTE DE LA SEDUCCIÓN YA!

 

3 comentarios para “En defensa del optimismo realista”

  • ALEJANDRO dice:

    EXCELENTE POST MUY ACERTADO, AUNQUE TAMBIEN QUIERO COMENTAR QUE NO IMPORTA CUAL SEA EL METODO QUE EMPLEEMOS O SI LOS EMPLEAMOS TODOS A LA VEZ PARA SER OPTIMISTAS, LO IMPORTANTE ES LA ACTITUD, EL CORAJE PARA BUSCAR LA VIDA QUE MERECEMOS…VISUALIZAR, PNL, HIPNOTISMO, METODOS REPETITIVOS, QUE IMPORTAN LO IMPORTANTE ES TENER GANAS DE IR ADELANTE.

  • Adri dice:

    Oye acabo de descubrir tu pagina por el libro en scribd y me ha parecido de lo mejor. Suelo toparme con mucha gente “realista negativa” que nunca busca una solución sino mas bien encuentra mil quejas y eso no es lo peor sino con kien quejare (que tambien hay miles). Me parece muy bueno tu aclaratoria de los tipos de optimismo y te recomiendo visitar mi pág., la cree para transmitir mi experiencia acerca de como el optimismo me salvo la vida, pasando por una enfermedad, como lo es el cancr. Es optimismo, pero realista! Que ciertiisimo!

    Saludos y gracias por tu posts!

  • aprendeseduccion dice:

    @Adri: muchas gracias, la cuestión es que se nos vende el optimismo como ser una especie de “hippie” que ve la vida de forma idealizada, cuando en realidad ser optimista no es más que no cerrarte la puerta a que te pasen cosas buenas por que si, por que a veces los vientos soplan a nuestro favor, por que a veces hay gente simpática y generosa y por que la realidad no esa desgracia contínua que nos vende la televisión.

    Gracias por comentar!

Deja un comentario

Canal Youtube
Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos