PostHeaderIcon La importancia del humor en la persuasión y el carisma

En más de 10 años como coach en seducción y persuasión he demostrado en múltiples ocasiones que uno se puede “hacer” mejor en ambas disciplinas si conoce la teoría y la practica, y que eso de que “se nace” o “se tiene o no se tiene” no son más que excusas extendidas por vagos o ignorantes que prefieren una vida mediocre a salir de su zona de comodidad y crecer.

El humor es un recurso clave a la hora de la seducción (como por ejemplo la técnica del humor chulo) pero por desgracia es algo que no abunda por los motivos antes mencionados, y es algo que me he encontrado a menudo con mis seguidores y clientes en multitud de sesiones de coaching: la falta de gracia o dicho de otra forma, ser soso.

Sin embargo el sentido del humor, o más bien la capacidad de ser gracioso no solo es una habilidad que puedes aprender, si no que es EL ELEMENTO BÁSICO del carisma, y al mismo tiempo una fuente de poder personal que reporta múltiples beneficios, y como veremos no solo en seducción sino en muchísimos otros aspectos de la vida.

Según Olivia Fox, autora de la obra “The Charisma Myth: How Anyone Can Master the Art and Science of Personal Magnetism, el comportamiento carismático puede ser dividido en tres elementos básicos: presencia, poder, y calidez.

La presencia para resumir es una mezcla entre elementos biológicos como la edad y la belleza más la imagen personal en cuanto estilo (ropa, maquillaje, peinado) y la autoconfianza que desprende nuestra comunicación no verbal. La gente guapa tiene por defecto más atención, es más creíble y se muestra con más aplomo y confianza en si misma (por ello se utiliza gente joven y guapa en publicidad) y dado que es un elemento que se auto explica fácilmente no nos detendremos sobre ello.

Sin embargo la mezcla entre poder y calidez a la hora de transmitir nuestros mensajes o simplemente quienes somos es en última instancia lo que construye la percepción positiva o no que tendrán los demás sobre nosotros, lo que nos permitirá seducir y tener sexo con otras personas, hacer amigos, conectar o ser capaces de venderles cualquier idea o producto.

Y esa mezcla entre poder y calidez es amigos míos el sentido del humor, seguramente el menos usado de los sentidos junto con el sentido común.

De hecho y ya desde los tiempos de Platón, el sentido del humor como elemento del carisma ha sido pieza clave a la hora de la oratoria y la persuasión efectiva, como científicamente sabemos hoy día.

Utilizando resonancia magnética funcional, Boyatzis y Anthony Jack, psicólogos experimentales, han demostrado que los hablantes carismáticos que apelan a las frases emocionales, activan una “vía neural” llamada la red en modo automático (DMN).

Esta vía, también conocida como la red de trabajo negativo, abarca múltiples áreas del cerebro (incluyendo la amígdala), pero en resumen se asocia con el soñar despierto, los pensamientos acerca de otros y los recuerdos del pasado.

Curiosamente, su activación se encuentra negativamente correlacionada con los “circuitos” del pensamiento analítico, los encargados de las funciones ejecutivas, la planificación, el razonamiento, la atención y resolución de problemas. “El problema es que estas dos redes no tienen casi ningún solapamiento” según el doctor Boyatzis, de hecho, se suprimen entre sí.

¿Qué significa esto? Quiere decir que el discurso carismático puede “apagar” nuestra capacidad de razonar.

Digamos que, bajo las circunstancias adecuadas, los carismáticos, especialmente si ese carisma se deriva de nuestra percepción de ellos como un “líder”, pueden inducir a su interlocutor en un estado similar a la hipnosis.

Lo que podría, sin lugar a duda, llegar a explicar el éxito de los líderes de todas las grandes sectas e ideologías extremas.

De acuerdo, sabemos que con humor se puede seducir más, pero ¿ser percibido como un líder? ¿no es acaso incompatible ser “serio” con mostrarse un “jefe” respetado?

Pues no. Según el experto en humor Melvin Helitzer en su libro “Comedy Writing Secrets” los beneficios que nos proporciona aprender la habilidad de poder hacer reír a los demás son 3:

-Respeto: La gente utiliza el humor principalmente para llamar la atención sobre si mismos, así que volviendo a las claves del carisma, si no tienes eso que llamamos presencia el humor nos sirve para compensarlo.

Piensa en esos momentos en que estás con unos amigos contando un chiste, y justo cuando vas a soltar la frase final alguien que de repente recuerda que ya se lo sabe va y te chafa el momento adelantándote y diciéndolo el. Además del consiguiente enfado por tu parte date cuenta que es esa persona la que se lleva la gloria a pesar de haber quedado como un chafa-chistes, vamos, que te ha robado la luz del foco que tu te estabas ganando.

La gente aprecia a quienes le hacen reír porque la risa es a la mente lo que ir al gimnasio es al cuerpo: nos da energía, nos relaja e incluso nos desestresa. Por tanto, un chiste funciona como un potente analgésico social que crea unión dentro de un grupo y enriquece la comunicación.

Pues bien, si puedes hacer eso de forma persistente a lo largo del tiempo dentro de un grupo te conviertes en alguien imprescindible, y por tanto ganas liderazgo, mucho más que aquellos con más dinero o más belleza.

Al mismo tiempo el humor es una forma sutil de criticar, te permite actuar de forma no convencional con la excusa de la broma (por ejemplo haciendo que mientras se ríen los demás hagan cosas que tu les pidas por absurdas que sean) y conseguir reacciones positivas.

Y eso es poder, el segundo elemento del carisma y el liderazgo.

Aparte de dedicarte a la comedia, poder hacer reír y la atención que ello conlleva es una herramienta muy útil si te dedicas a la enseñanza, a las ventas o la política, ya que no solo consigues atención, lo que es mejor, consigues ATENCIÓN POSITIVA.

-Recuerdos: En un mundo donde somos constantemente bombardeados mediante internet, la publicidad y los medios de comunicación con mensajes, ser capaz de que se nos recuerde es un gran poder y un privilegio, y eso es algo que que el humor es capaz de hacer por ti.

La gente recuerda los anuncios más graciosos, los diálogos más hilarantes de las películas de super-heroes (mucho más curiosamente que los momentos de acción y violencia) y dado que lo que es gracioso nos impacta tiende a ser repetido y difundido incesantemente como por ejemplo las frases recurrentes de los humoristas o los memes.

Si te dedicas a enseñar el humor hace que tu información sea más memorable si la llenas con anectodas simpáticas, si sales con una chica por Tinder que esa semana ha tenido varias citas siempre se acordará más y mejor de quien le ha hecho reír, si tienes que comprar siempre un tipo de producto te acordarás antes de comprarlo a aquel proveedor capaz de sacarte una sonrisa, incluso más de quien es serio pero te es más barato o te hace mejor precio (mira el estudio de arriba sobre la capacidad del carisma de anular el sentido común).

-Recompensa: Es el producto de todo lo anterior, te dedique a lo que te dediques ser carismático y gracioso te hará brillar y ser más eficaz, y eso se traduce en poder, dinero y más sexo.

Y es que el sentido del humor esta ligado con la inteligencia, y eso es algo que cada vez escasea más y al mismo tiempo hay cada vez más demanda.

Es más, si ves que se te da bien ¿por que no hacer una profesión de ello? No solo se necesita sentido del humor para ser monologuista, también para escribir discursos para otros, ser guionista, ser Youtuber, escribir piezas para internet o medios de comunicación…

Así que en resumen el humor es un elemento clave que engloba dos aspectos fundamentales del carisma personal como son el poder (el liderazgo que nos da) y la calidez (las reacciones y recuerdos positivos que proporciona) y sirve para ser mejor seductor, ser más persuasivo y en general para brillar sea cual sea tu profesión

Si quieres profundizar más en el poder del humor como arma de seducción y quieres empezar a brillar y dejar de ser un soso crónico te recomiendo mis libros “Humor Chulo” y “Más Humor Chulo” en donde tienes todas la herramientas para conquistar a base de chistes a la chica de tus sueños.

POSTS RELACIONADOS:

  1. Usando las montañas rusas emocionales
  2. El Tabú de tocar de los hombres
  3. El humor-chulo 

!SUSCRÍBETE YA A APRENDE SEDUCCIÓN!

!RECIBE CÓMODAMENTE EN TU MAIL LOS NUEVOS POSTS SOBRE EL ARTE DE LIGAR YA!

Deja un comentario

Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos