PostHeaderIcon Autoayuda: Cuatro motivos para perdonar

A lo largo de la vida personal y profesional tratamos con cientos de personas, algunas nos aportan experiencias positivas, alegría, consejo, amor, ayuda…y otras con el tiempo nos lanzan la puñalada trapera y nos hacen sentir el veneno de la traición y el resentimiento.

Sentir resentimiento significa sentir una herida interior que no se cura nunca, un dolor sibilino y constante que nos trae una y otra vez el recuerdo, las imágenes, las palabras, los actos que una vez nos dañaron y que parece que jamás se borrarán, es más, puede que incluso entremos en una vorágine de más sentimientos negativos, ideas de venganza, un falso sentido de la justicia e impulso de reparar un honor maltrecho.

Precisamente una de las pocas cosas positivas de la película Spiderman 3 es lo que simboliza el traje negro del protagonista.

En un momento determinado el heroe encuentra un traje que le da aún más poderes a los que ya de por si tiene, un traje que es en realidad un ser extraterreste que le da más fuerza y velocidad para enfrentarse a sus enemigos, pero que a cambio le consume y le amarga haciendo que la gente que le quiere se aleje de el.

El enfado es como ese traje negro de Spiderman, algo que nos da fuerza pero que al mismo tiempo nos desgasta e irremediablemente nos hace sentir vacios y miserables, de forma que paradójicamente cuando nos dejamos llevar por el resentimiento hacia alguien que nos perjudicó tan solo hacemos que su victoria hacia nosotros sea aún más grande y duradera.

¿Que hacer entonces? Lo primero admitir que esa persona te ha causado un grave daño y entender que aunque no olvides jamás sus acciones, de forma voluntaria, fría y consciente de digas a ti mismo que tu eres más fuerte que su maldad y que te centres en todo lo bueno que hay en ti.

En serio, es milagroso.

Por lo general las personas egoistas y tóxicas suelen acabar solas y al final todo se les acaba volviendo en contra. Si tu no eres así no te costará demasiado pensar en toda la gente que te quiere, te da soporte y te demuestra su cariño.

Si la balanza tirá más hacia el lado positivo olvida tontas ideas de venganza, ya que esta significa dar más importancia a alguien que no merece tu atención.

¿Por que perdonar?

La razón principal es por demostrarte a ti mismo que TU mandás en tí mismo. Si esto por si solo no te vale hay te van 4 buenos motivos más:

-Porque si no perdonamos dejamos que el otro gane: No hay mayor perdedor que el que cede voluntariamente su victoria a un enemigo que te odia, y eso es lo que ocurre cuando sientes rabia por quien te ha hecho daño.

-Porque nos cura: sana nuestra mente, nuestro humor y sobre todo preserva nuestra energía para las personas de nuestro entorno que realmente la necesitan.

-Porque quien perdona demuestra su inteligencia: fijate bien en televisión que las personas más vengativas suelen ser de un sustrato social e intelectual más bajo. Tu tienes más clase y dignidad que ir por la vida siendo un amargado que va a “El programa de Patricia” a contar sus miserias.

-Porque al perdonar activamos lo mejor de nosotros mismos: que es nuestra libertad, nuestra autonomía respecto al entorno. ¿De que sirve tantos años educandonos si cualquier imbecil es capaz de robarnos nuestra mente y dejar su ponzoña en nuestro corazón?.

Ojo, nadie está diciendo que tengas que convertirte en el nuevo Gandhi, perdonar no significa olvidar. El agraviado debe tomar nota y evitar en el futuro que el ofensor -u otros de su mismo estilo- nos causen nuevos males.

Tampoco significa poner la otra mejilla ni hacernos amigos del ofensor, si no sacarnos la espina del corazón que nos permita seguir con nuestra vida en total plenitud.

POSTS RELACIONADOS:

1. Gente Tóxica -Parte 1-

2. En defensa del optimismo realista

3. Lecciones para la vida de Steve Jobs

SUSCRÍBETE A APRENDE SEDUCCIÓN Y RECIBIRÁS GRATIS EL EBOOK “CÓMO PASAR DE AMIGO A NOVIO! PULSA AQUÍ

Un comentario para “Autoayuda: Cuatro motivos para perdonar”

  • Juan dice:

    Muy buen post. Es muy importante perdonar. Hablar de este tema no implica hablar de religión. En general, a la gente le cuesta hablar de esto. Pero la realidad es que hay muchas relaciones tóxicas y mucho desgaste emocional por falta de perdón y gratitud.

    Yo no me sacaba a mi ex de la cabeza y le tenía rencor, pero fue gracias a dos libros que conseguí perdonar: primero leí “Perdonar” de Casarjian Robin, y pensé si ella consiguió perdonar a un violador, entonces todo el mundo puede perdonar. Y después, al cabo de 1 mes, leí el libro “Todos los corazones son uno” de Ricard López, el cual es parecido al anterior.

    Este segundo libro lo leí y releí muchas veces, y no me cansaba de leerlo porque me gusta como aborda el tema, pues combina psicología, budismo y metafísica. Cuanto más lo leía menos rencor sentía hacia mi pareja e incluso mis sueños empezaron a cambiar. Además de leer el libro, estuve durante tres meses leyendo cada día a diferentes horas: la meditación de la compasión, la plegaria “Para que perdones a tu pareja” y la “Gran Gratitud”. Ahora ya no siento rencor por mi pareja. Ahora hojeo el libro de vez en cuando y hago algún ejercicio solo una o dos veces a la semana.

    Bueno, he explicado esto por si le sirve a alguien. Lo que se lee, cuando se interioriza cambia a la persona.

Deja un comentario

Canal Youtube
Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos