PostHeaderIcon Creatividad, cómo desarrollar una idea genial

 

Mucha gente cree que solo unos pocos privilegiados son capaces de concebir ideas genial, ideas únicas, nuevas y tan rompedoras que den pie a creaciones, productos, arte o negocios de éxito, pero no es así, lo cierto es que las ideas geniales -sin venir a menudo, es cierto- nos asaltan más a todos más a menudo de lo que nos imaginamos.

Podemos estar de camino al trabajo, sentados en el water, duchándonos o incluso podemos soñarla…en el momento más inesperado de repente tenemos una intuición fugaz…una imagen aparece en nuestra mente y la musa se manifiesta a través de nosotros dando lugar al nacimiento de un concepto único y diferente.

¿Que ocurre después? En el 99% de las ocasiones nada en absoluto por diferentes motivos que vamos a analizar en el post de hoy.

Hola idea genial…adiós muy buenas!

Si bien cualquier persona puede tener la idea del siglo, y aunque reconozcamos -y esto es un hecho- que su aparición no tiene nada que ver con romperse la cabeza y hacer un enorme sacrificio intelectual, lo cierto es que aquellas personas que buscan activamente la idea genial son aquellas que suelen sacarle provecho.

Es decir, que si bien trabajando duro no sacas forzosamente buenas ideas, es solo MIENTRAS trabajas activamente para conseguirlas cuando, al aparecer, estamos preparados para transformarla en algo más concreto que una chispa fugaz.

De hecho es muy posible que esa idea sea en si una variación o combinación de algo que haces comúnmente y la idea en sí misma sea la conexión entre dos conceptos, una conexión que a nadie antes que a ti se le había ocurrido.

Pero incluso buscando activamente las buenas ideas ¿porque no suelen aprovecharse? Veamos algunas hipótesis:

-Solo tu pareces concebirla como algo genial:

Al principio las ideas son como semillas que solo el que las planta es capaz de intuir cómo serán una vez hallan florecido. Además, al principio no son lo suficientemente maduras en detalles como para ser explicadas a los demás de forma sencilla, así que es bastante común que tan solo a ti te parezca algo con potencial.

La solución a esto es sencilla: empieza a trabajar en ella y cuando la tengas un poco más clara -y si necesitas algún tipo de apoyo moral o económico para tirar adelante el proyecto- pues entonces más adelante compártela con el mundo. Eso si, si es muy muy original no está de más que por si acaso la registres para evitar posibles plagios y futuros problemas legales.

Aún así, si la has compartido con amigos y familiares y no les parece tan genial como a ti !pasa de ellos! Al fin y al cabo es TU idea y solo a ti te corresponde juzgarla como buena o mala, algo que por cierto no deberías hacer hasta trabajarla un poco al menos.

-No te crees capaz de desarrollarla:

De imaginar algo ha ponerlo en práctica hay un largo trecho, y no siempre tus habilidades y recursos son suficientes en el momento de la idea como para invertir el tiempo y el esfuerzo suficientes en desarrollarlas hasta el final.

Puede que aún no tengas los medios pero si vale la pena y la idea tiene algo que ver con aquello para lo cual te has preparado o estudiado lo mejor es plasmar en papel un pequeño esbozo de lo que quieres hacer y guardarlo.

Aunque esto último es un poco arriesgado, ya que no debes menospreciar el poder creativo del resto del mundo. Muchas veces las ideas genial simplemente “están en el aire” y es cuestión de velocidad ponerlas en marcha y llevarte tu la gloria antes que otro se te adelante.

Si es posible y te gusta trabajar en equipo es bueno que busques colaboradores o bien que contrates profesionales cualificados para tirar adelante al menos las primeras partes del proyecto, !no dejes que una menudencia como no ser ingeniero o no saber dibujar tiré al suelo tu idea habiendo millones de ingenieros y dibujantes buscando trabajo!.

-No tienes ganas de desarrollarla:

Es posible que en este momento concreto de tu vida no tengas ganas para embarcarte en más proyectos que aquellos que tienes en este momento, en cuyo caso considera a tu idea un bien del que puedes disponer a tu discreción.

Por ejemplo, desarrollarla lo suficiente para registrarla y venderla al mejor postor, o mejor aún regálala a alguien que esté trabajando en la misma línea. Es una lástima que algo genial no llegué a nacer solo por no tener ganas.

-Crees que se parece demasiado a algo:

Todo está ya inventado, esto es un hecho que cualquier persona creativa sabe, y eso no es impedimento para que continuamente se inventen cosas, salgan nuevos libros, películas, videojuegos…

Nadie inventa, el hombre tan solo copia, adapta para si y mejora cosas y conceptos pre-existentes, combinándolas de millones de formas diferentes. Combinar de forma novedosa y con gracia ya es ser creativo, y no es nada fácil de conseguir.

Si crees que esa idea “te suena” también es posible que de forma inconsciente la vieras con anterioridad, te llegará al consciente y creyeras que se te ocurrió a ti !pasa muy a menudo! Aunque gracias a Internet y google es posible cerciorarte fácilmente de ello.

-Se te olvida:

Ocurre con demasiada frecuencia que las buenas ideas solo asaltan nuestra mente durante unos pocos segundos y hemos de atraparlas al vuelo. Es por eso que aquellos que trabajan activamente para buscarlas son quienes las aprovechan mejor !porque tienen a mano papel y bolígrafo para apuntarlas y no dejarlas escapar!.

Hoy en día no tienes excusa para dejar que una idea se te olvide, cualquier teléfono móvil tiene grabador de voz o agenda incorporada !así que estate siempre preparado!.

-Tienes miedo:

Lo novedoso asusta, y más si se trata de una idea o concepto que puede revolucionar tu vida y la de los demás.

No todo el mundo está preparado para el éxito -ni para el fracaso- y a veces tanto uno como otro pueden llegar a nuestras vidas de una forma rotunda y estrepitosa alterando el tranquilo equilibrio cotidiano que teníamos hasta ahora.

Si te asusta sobresalir, si reprimes tus buenas ideas pensando en llamar la atención ni el ojo crítico de la sociedad, desde luego !nunca conseguirás nada interesante, nuevo ni genial!. Lo nuevo siempre se acoge con cautela, pero si es algo positivo siempre acaba siendo aceptado por el mundo tras el shock inicial.

Que el miedo no impida que tus ideas te permitan elevarte y sobresalir al sitio donde te corresponde estar.

POSTS RELACIONADOS:

1. Fauna Nocturna

2. ¿Que es la generación Y?

3. Vive sin miedo, vive sin telediarios

!SUSCRÍBETE YA A APRENDE SEDUCCIÓN!

!RECIBE CÓMODAMENTE EN TU MAIL LOS NUEVOS POSTS SOBRE EL ARTE DE LA SEDUCCIÓN YA!!

 

 

Un comentario para “Creatividad, cómo desarrollar una idea genial”

Deja un comentario

Suscripción por correo

Escribe aquí tu email y recibe automáticamente los nuevos artículos:

Delivered by FeedBurner

Archivos