Qué es la energía vital?

Desde antiguo hay un equivalente al concepto energía vital en todas las culturas. Los griegos lo llamaban Neuma, los antiguos Hindúes Prana, y los chinos y japoneses Chi y Ki respectivamente.

Sin embargo no existe una palabra concreta en occidente que exprese la sutil naturaleza de este concepto en toda su magnitud, y por ello la llamamos –por llamarla de alguna forma- Energía vital.

Todas estas antiguas teorías hablan de lo mismo: de una energía sutil que recorre nuestro organismo, se acumula en ciertos puntos del cuerpo y cuya falta o exceso produce enfermedad o desarreglos tanto psíquicos como físicos.

En esencia un cuerpo sano sería aquel en el cual la energía fluye libremente y en el que individuo está libre de neurosis y emociones negativas –ira, preocupación, miedo, tristeza-. En base a esto por ejemplo nacieron terapias como el masaje energético, el yoga, el tai chi-chi kung  o la acupuntura, esta última con una larga tradición de éxitos clínicos en diversos tipos de dolencias crónicas.

Cada vez más personas en occidente se interesan por este tipo de terapias preventivas y lo cierto es que no me extraña lo más mínimo dadas los espectaculares resultados que producen a medio y largo plazo en el cuerpo.

Berta Ruiz, profesora de Tai-chi y experta en terapias energéticas forma parte del equipo de Aprende Seducción –aparte de amiga y maestra desde hace un buen montón de años- nos comenta:

“A lo largo del tiempo he visto un montón de curaciones y mejoras notables en enfermedades crónicas como el asma, artritis, osteoporosis, dolores de espalda, alergias, estrés, colesterol, neurosis diversas, riñones, próstata y ovarios…pero sobre todo el practicar algún tipo de ejercicio energético mejora el carácter y da optimismo y energía para cualquier aspecto de la vida”.

SEDUCCIÓN Y ENERGÍA VITAL

Como practicante de tai-chi y chi kung desde hace casi una década puedo decir por experiencia propia que la energía vital existe y es muy real, si no que desarrollarla y dirigirla me ha servido para muchas cosas, de las cuales muchos de vosotros os podríais beneficiar:

-Si estás enfermo no rindes como es debido en tu trabajo ni estás en el estado de ánimo ideal para relacionarte con los demás o con el sexo opuesto.

Y no me refiero a una enfermedad manifiesta, si no a cualquier pequeño dolor o molestia sin justificación que nos venga “por épocas” y que siempre esté ahí esperando la peor ocasión para actuar: jaquecas, dolores musculares injustificados, alergias, reglas dolorosas o abundantes en el caso de las chicas…

Es de cajón vamos, si estás malo no sales y si no sales no conoces gente. Sencillo ¿no?

-Los mayores seductores que he conocido tienen una gran energía vital, obviamente no como resultado de una práctica energética directa si no por ser personas deportistas y muy activas.

Existe una relación directa entre las emociones, la energía y el cuerpo: el ejercicio físico produce endorfinas, que a su vez inciden en un ánimo más positivo y abierto que a su vez libera al cuerpo de la emociones negativas causantes de los bloqueos energéticos y la enfermedad.

Cuando hablamos del carisma de una persona hablamos también de otra palabra sinónima que vincula la energía vital con la seducción: el magnetismo personal.

Las personas sienten atracción inconsciente por aquellas más positivas y enérgicas, y las chicas tienen una habilidad natural para captar las buenas o malas vibraciones de la gente y los lugares.

La salud, la positividad y la alegría son indicadores universales de tener buenos genes y disposición para el sexo y la sociabilidad ¿Por qué no hacer que sean una baza más seducir más y mejor?

-Desarrollar nuestra intuición: Desde que comencé con las clases de Tai-chi mi intuición ha mejorado un 100%, y con el tiempo me he dado cuenta que soy capaz de percibir la cantidad y calidad de la energía de los sitios en los que estoy.

También noto que se captar mejor el ánimo de las personas y de paso mi poder para calibrar las situaciones en las que me veo involucrado –cuando decir o hacer algo, cual es el mejor momento para entrarle a una chica, saber cuales …